h1

La Guerra Infinita

septiembre 11, 2010

El Género Bélico es un género cinematográfico surgido a la luz de las distintas guerras del siglo XX. Como muchos géneros cinematográficos, ha sido Hollywood quien lo ha creado. Pero el imaginario de las guerras que Hollywood ha retratado  esta muy vinculado a la percepción que desde los USA se ha tenido del conflicto. Es el retrato hecho, por tanto, desde la retaguardia.

La Primera Guerra Mundial era la guerra que acababa con todas las guerras. La Guerra estaba bien vista hasta este conflicto. El imaginario de las trincheras, el gas mostaza y el barro es el imaginario antibelicista por antonomasia. Esto se ve en filmes como: Adios a las Armas, Senderos de Gloria o Sin Novedad en el Frente.

La segunda guerra mundial es, por otro lado, la guerra justa. El imaginario cinematográfico ha utilizado, ya desde el momento mismo del conflicto, la Segunda Guerra Mundial como un conflicto donde la democracia se enfrentaba al nazismo. Ya lo dice Bart Simpson al final del video (9:10).

La relación entre Star Wars y la Guerra Mundial (la segunda) no es casual, dado que el filma de Lucas saquea ese imaginario bélico. Lógico, pues es el imaginario bélico del Bien contra el mal. Esta es la guerra favorita del cine clásico y tambien la que crea el militarismo USA. Ese militarismo que tanto fascinaba a Robert E. Heinlen en Tropas del Espacio. Verhoeven parodió precisamente los documentales propagandisticos de Capra y otros en su nunca lo suficientemente valorada irónica versión del libro de Heinlen.

Corea no tuvo un imaginario muy concreto, pese a que existen notables filmes bélicos ambientados en este conflicto: Bataan y La Colina de los Diablos de Acero. En esta última convive un cierto imaginario de la Segunda Guerra Mundial, pero empiezan a darse los sintomas de descreimiento, como por ejemplo ese general que se ha vuelto loco. Esto se refleja en filmes ambientados en la Segunda Guerra Mundial como Attack de Robert Aldrich. A fin de cuentas, e manierismo tambien llega al género bélico.

Vietnam no tuvo un imaginario hasta que el conflicto termino. El único filme realizado durante el conflicto (Boinas Verdes, de Jonh Wayne) intentó, sin éxito, aplicar el imaginario de la Segunda Guerra Mundial. Pero Vietnam creó un poderos imaginario de hombres perdidos en la selva, en una guerra absurda. Precisamente esta guerra crea el libro de Ciencia Ficción respuesta a Heinlen (es decir, un libro anitbelicista), La Guerra Interminable de Joe Haldeman. El imaginario de Vietnam (la guerra que perdió Estados Unidos o asi ha quedado en el mito) tambien se reconstruye en filmes ambientados en otros conflictos como Corea (MASH), Camboya (Los Gritos del Silencio) o incluso La Segunda Guerra Mundial (La Delgada Linea Roja). Es el imaginario de la guerra existencial donde los USA perdieron la cordura en la selva.

Los conflictos postvietnam no crearon un imagiario definido, hasta que en a partir del 11 S la Guerra de Irak y Afganistan han traido un nuevo imaginario: el de los hombres en el desierto o en ciudades suburbiales destruidas en un lucha que ya no es justa pero tampoco es existencial. Sólo luchan. En Jarhead (que se desarolla en la Guerra del Golfo) los soldados se aburren por no combatir y echan de menos tener un imaginario propio como tiene Vietnam. Ellos ven peliculas como Apocalypse Now como inspiración, pues sólo ven el conflicto como forma de entrar en combate. Hombres para los que la guerra se la pone dura, pues la relación entre lo sexual y lo violento esta clara. A fin de cuentas ya no hay Penelopes esperandoles en casa, pues todas sus novial les ponen los cuernos. Asi, que lo único que pueden hacer es follar en la Guerra.

El culmen de todo esto es el filme En Tierra Hostil. En esta Obra Maestra se sigue a un desactivador de bombas en Irak. Pero no hay propósito ni fin. El hace su trabajo porque es un adicto a la adrenalina. Pueden ver un magnífico anális de esto aqui

Pero fue Kubrick en realidad el que antecedió todo esto. La Chaqueta Metálica, filme en su día cosiderado menor frente a otros filmes de Vietnam como Platoon.Kubrick quitó la selva y en su lugar puso el suburbio y quitó el exitencialismo para mostrar como se creaban maquinas de matar para que fueran a la guerra como quien va a hacer sexo…

y donde lo único que hacen es seguir combatiendo en un guerra que no tiene fin.

Esta es la Guerra Infinita  (La guerra infinita. Hegemonía y terror mundial Ana Esther Ceceña y Emir Sade), el concepto de que Estados Unidos es un pais perpetuemente en guerra porque asi lo necesita la maquinaria. Asi es ya la guerra en el siglo XXI.

Anuncios

6 comentarios

  1. Leí el analisis de Vigalondo y me encantó el paralelismo con French Connection. Muy bien visto: el Popeye Doyle del siglo XXI 😉


    • El blog de Vigalondo es muy interesante cuando no se trata de autobombing suyo. Por eso lo tengo enlazado. Saludeme a su señora esposa, por cierto 😛


  2. Muy buen post… me alegra que alguien reconozca que En tierra hostil es un peliculón…
    Tiene usté razón, la guerra (o la violencia) son infinitas, no dejan de ser un reflejo oscuro de la vida cotidiana, ya desde el colegio… no deja de ser un cuestión de imponerse, de poder…
    Lamentablemente seguirán existiendo fuertes y débiles… Me estoy leyendo ahora Notas al pie de Gaza, un cómic absolutamente escalofriante donde ves cómo un pueblo al que persiguieron y aniquilaron durante siglos, se convierte en implacable ejecutor de otro pueblo más débil, y así sine die…
    Por cierto, todas las pelis que menciona usté son obras maestras, pero se ha olvidado alguna, y algún director ejemplar, como el gran William Wellman de Fuego en la nieve, obra maestra absoluta, Samuel Fuller y su Uno rojo, divisón de choque, y, por supuesto, la forma de rodar la guerra de nuestro amigo Stevie: desde El Imperio del Sol hasta esas piezas de museo llamadas Salvad al soldado Ryan y Band of brothers (que sé que a usté no le moló, pero tiene que volverla a ver porque eso no puede quedar así)… Pacific me parece más floja, pero las escenas de guerra siguen siendo implacables…
    Por cierto, aquí en nuestras Apañas, alguien tiene que rodar alguna vez una peli sobre la Guerra Civil, pero sobre el campo de batalla… De momento sólo lo ha conseguido Alex de la Iglesia con su primera escena de la apabullante Balada triste de trompeta (sí, he podido verla)


    • Hombre, era imposible hacer un recorrido sobre todo el género bélico…más bien era un analisis de los imaginarios de la guerra. Respecto a la guerra civil es muy curioso esa percepción de que todas las pelis españolas tratan de la guerra civil cuando apenas hay un puñado de ellas que tratan el tema. Quizás haga una entrada sobre eso.


  3. Sigo recibiendo clases aunque ya no esté en la escuela 🙂


    • Más que dar clase, es expresar pensamientos, pero gracias…:)



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: