h1

Revival de los 90

enero 1, 2011

Acabado el 2010, podemos empezar a pensar que con la primera década del siglo XXI se va la que ha sido su decada nostálgica, esa década que la gente ha percibido como prodigiosa: los 80. Comenzando nueva década, atendiendo a que siempre se pone de moda lo que estaba hace 20 años, ahora le toca a los 90. Lógico, pues lpara los nacidos en los 80 en realidad la película de su infancia no es ET o los Goonies, sino Terminator 2 y Jumanji. Y ya estan en edad de consumir. Para los que ya somos consumidores de pleno derecho desde hace años esta claro que los 90 no son los años de nuestra infancia, pero si los de la primera juventud y el descubrimiento pleno del sexo, con lo que es una década que tambien le tenemos cariño.

Asi que como post simpatico y superficial para empezar el año, les resumo aquí las tendencias musicales noventeras que ahora recibiran sus justo y merecido revival.

Los 90 son los años del grunge y la movida de Seatle, que fue una especie de hipismo interiorizado y sin ninguna repercusión en lo social. El grunge por definición era un amargado que se vestía como mendigo. Quizás lo Grunge sean los responsable de lo Emo o no, pero esta claro que el suicidio de Kurt Kobain es un hito generacional para muchos.

Pero eso fue una movida universitaria. El mundo agrario español tuvo su modernización en la movida del bakalao, consiguiendo que el house, que tenía cierta connotaciones de musica de culto en los 80, se transformara en la Máquina, la BSO del mundo cani y transformando para siempre el universo musical de los extrarradios.

Tambien la musica gafapasta tuvo su máxima expresión en el llamada musica indie, aunque nunca entendimos muy bien respecto a que eran independientes…claro que ser alternativo ha sido siempre una búsqueda del santo grial de los consumidores de la cultura de masas, esperando encontrar un producto que le resalte del resto…y eso lo cumplió en 1991 REM.

La maquina evolucionó en la eclosión del eurodance, una mutación del italodance que se gestó en alemania y paises bajos y que llegó a tener repercusión en los USA y que se convirtió en la alternativa metropolitana a la máquina.

Tambien hubo una eclosión de chicas cantantes de pelo sucio que lanzaban con cierta agresividad rockera un mensaje feminista, mientras se convertian en iconos sexuales…algo de lo que no se hacian eco, pues Lady Gaga estaba todavía lejos.

Y los One Hit Wonder, que en los 90 hubo varios.

Y por supuesto la transformación del Heavy Metal en todos lo X-metal que se hayan podido inventar,

En fin, que tras recordarles lo que se va a poner de moda en el universo de la nostalgia, sólo me queda desearles a todos

FELIZ 2011

Anuncios

2 comentarios

  1. Tu post me encanta! Yo soy el que siempre he mantenido que toda década, tiene sus dos tendencias paralelas: la primera sería la vanguardia, todo lo propio y definitorio del momento, mientras que la segunda; vendría marcada por lo retro, que siempre mira, principalmente, hacia lo que se llevó veinte años antes.
    Partiendo de ello tenemos:

    En los años 70:
    Fué la época de los últimos coletazos del hippismo (en 1970-71, después; a tomar viento el movimiento), el Glam rock, los primeros experimentos del tecno (Kraftwerk,Devo), el Punk.

    La clave fué la exageración, expresada en pantalones pata de elefante, zapatos de plataforma, enormes gafas de sol, estampados geométricos o florales con colores muy chillones,en resumen; una década marcada por el hedonismo (en reacción hacia el idealismo de los sesenta, ya claramente fracasado y olvidado).
    Su retro, fueron los años 50, el rock and roll y toda la parafernalia de la cultura de masas yanki de entonces (Grease, película de 1978, es un claro ejemplo de esta tendencia).

    Para mí, fué la década de la magia (nací en 1970). Conservo muchos recuerdos de mi infancia entonces, recuerdo el seat 127 de mis padres, los pañuelos de colores de mi madre, las patillas Curro Jimenez de mi padre (que en gloria esté), las exageradas plataformas de mis tias jóvenes, mi primer colegio y la que fué la película de mi infancia (no yá por su calidad, sino por lo que entonces me supuso a nivel emocional; por el asombro): La Guerra de las Galaxias (1977).

    En los años 80:
    Todo se transformó de la noche a la mañana, desapareciendo los excesos en favor de la buena presencia, requisito indispensable para ser Yuppie, comerte el mundo de la empresa y hacerte rico antes de los 30 años (meta que llegó a ser una obsesión).
    Fué la época de la bisutería recargada, las permanentes electrizadas, el negro, los colores monocromos chillones (en verano), las hombreras tipo jugador de rugby, el zapato plano y la primera hola de jóvenes obsesionados con ostentar ropa de marca.
    Un servidor, cumplió 14 años en 1984….o desastre!!
    Adolescencia, acné, timidez, no comerse un rosco, amén de verme en un mundo decepcionante que no entendía. Vamos, que me identifiqué más con el revival de los años 60, que volvió a poner de moda los mods y el yeyeismo.

    En los años 90:
    El grunge y las movidas alternativas, fueron un claro rechazo hacia el artificio de la década precedente. El pelo largo y sucio, las camisetas rockeras, los vaqueros rotos, vestidos florales bajo chupas de cuero, combinados con botas militares o de plataforma y sombreritos de terciopelo. Hacia 1996, esta estética es sustituida por el minimalismo, basado en las líneas puras y simples que equilibraban la imagen.
    La clave revivalista del entonces, la tuvieron los extravagantes 70, volviendo a verse los pantalones de campana, los zapatos de plataforma (con diseños nuevos que los alejaban del revival) y los recopilatorios de Glam rock o Punk.
    Para mí, fué la época de mi juventud. Era estudiante de arte, lleno de inquietudes culturales y creativas, deseoso de conocer gente y vivir todo tipo de experiencias.
    Me apunté al revival setentero, recorriendo mercadillos en busca de prendas originales de la época (mis pintas causaban sensación allí donde me presentaba), me dejé crecer la melena (y un par de años más tarde me afeité al cero…radicalito que es uno!!)y convertí unas botas de plataforma en mis zapatos de batalla.
    Tuve mis primeros empleos, me enamoré, descubrí el sexo, salí del armario, me enfrenté al mundo reclamando mi sitio, experimenté con drogas hasta que tuve que escoger entre parar o quedar colgado, etc.

    En los años 00:
    La época del lujo democratizado hasta el extremo de la estupidez, los bancos concediendo créditos como el que reparte caramelos y todo el mundo jugando a ser millonario. La moda se convierte en un caleidoscopio embarullado, donde se mezclan estampados, tejidos, cortes, adornos y demás; todo esto sazonado con imposibles peinados copiados de las series manga (lo que dió lugar a los Emos). Esta vez, son los años 80 los que hacen llorar de nostalgia; volviéndose a ver la minifaldas con volantes, el talle bajo, los grandes lazos adornando vestidos cortos con vuelo y los maquillajes color pastel, amén del zapato plano, que es sustituido en 2008, por una nueva, prematura e incomprensible fiebre plataformera.
    Para mí, fué la época de mi crisis de los treinta y tantos (crisis que intenté aplacar dedicándome a comer como un cerdo, cosa que mi cintura pagó esfumándose, comprando compulsivamente y matándome a trabajar en unos grandes almacenes). Terminé esta época abandonándolo todo (no me arredró la crisis), emigrando, peleando por abrirme un nuevo futuro y pasando hambre hasta convertirme en un esqueleto ambulante.

    En los años 10:
    Es un poco pronto para hablar de esta década, pues a fecha de hoy ( Enero de 2011), aún no nos hemos despegado del todo de aquello cuanto a marcado la década que nos precede. No obstante, me atrevo a aventurar, que aunque la crisis no dure muchos más años (a juzgar por lo que dicen los indicadores económicos y teniendo en cuenta que ya existen paises que la han superado por completo); el espíruto de esta década será el de la desconfianza y el recelo hacia lo diferente. Por ello, creo que de aquí a un par de años, vestiremos una moda muy simple y púramente utilitaria.
    Esta vez, la nostalgia le pasa el cetro a los años 90, por lo que ya podemos desempolvar los discos de Nirvana, Sound Garden, Cramberries, Stereolab, Oasis, etc… e ir haciendo hueco en nuestros armarios para el neo-grunge (me niego, ya no tengo edad para cosas así).
    Para mí, la llegada a la madurez en medio de tanta incertidumbre, lejos de convertirme en el cuarentón relajado y equilibrado que se supone que hay que ser, me ha tornado en un ser bastante luchador y dispuesto a volver a abrirse camino. Esta vez sin sueños grandilocuentes, sin materialismo absurdo, valorando lo hermoso que es vivir y disfrutar de lo que se tiene, amando lo que se ha logrado!!!



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: