h1

Los Limites de la Representación: La Imagen Nazi (y II), El Holocausto

febrero 14, 2011

Les debía este post desde hace semanas y, como ya saben, precisamente ha sido una broma sobre el Holocausto hecha por el director Nacho Vigalondo lo que recientemente ha vuelto a poner en la palestra la cuestión de los límites.

El Holocausto no es propiamente dicho un imaginario nazi, ya que ellos nunca lo publicitaron, sino un producto del nazismo…sin embargo ellos si documentaron con esa dedicación tipicamente prusiana a registrar las condiciones de vida de los judíos en los ghettos y campos. Eso ha hecho que se haya creado toda una fuente de imágenes del Holocausto, cosa que no ha ocurrido en otros casos como los Gulags o los campos de reeducación asiaticos. Precisamente ese motivo es el que ha hecho que el Holocausto haya quedado como el gran genocidio del siglo XX e incluso de la Historia.

El Holocausto hizó decir a Adorno que ya no podía haber más poesía. Pero tambien estableció un nuevo límite: El Holocausto era un horror tal que no podía ser representado. Así el documental Shoah se negaba a mostrar imagenes de archivos de los campos de exterminio (aunque si incluye filmaciones de los lugares reales) y mostraba en su lugar a los supervivientes y sus testimonios: La palabra era lo único que podía decirse, la imagen estaba prohibida.

De hecho peliculas que mostraban reconstrucciones de los campos (no digamos ya del exterminio) eran denunciadas por otros cineastas como inmorales. Por ejemplo Rivette dijó que el travelling final de esta escena hacía que el cineasta Pontecorvo mereciese el más profundo de los desprecios y dió pie a la famosa frase de Godard de que un travelling es una cuestión moral.

Y todo ello porque se consideraba que no podía hacerse espectáculo sobre el holocausto. De hecho Hollywood en general huyó de los campos de la muerte nazis y prefirió centrarse en los campos de prisioneros para sus ficciones, desde La Gran Evasión a Los Heroes de Hogan pasando por Traidor en el Infierno o Evasión o Victoria. De hecho, como suele ocurrir con lo irrepresentable, el campo de exterminio fue recogido por la explotation más descarada como reclamo escópico y sexualidad “aberrante”.

Así que se da la contradicción de que algo tan documentado como el Holocausto sin embargo se quedaba fuera de la representación mainstream. Y sin embargo su imaginario continuaba llamando al publico, algo que se nota en la trilogía de Ilsa…mientras que La Loba de las SS sucede por completo en el campo, La Tigresa de Siberia sólo ocurre la mitad del metraje en el Gulag…porque claro está que un Gulag no capta tanto la imaginación del público como un campo nazi.

El mainstream introdujo de forma masiva el campo de concentración primero a través de la serie de Televisión Holocausto y posteriormente mediante La Lista de Schindler, lo que abrió la puerta a diversos filmes sobre el genocidio judío. Lo curioso es que Hollywood lo ha hecho porque se siente legitimado por estar estos filmes producidos o dirigidos por judíos. Mientras en Europa el debate era sobre la legitimidad de la representación, en USA era una cuestión etnica…de forma que subrepticiamente se ha dejado que los judios gestionen el imaginario de su propio genocidio. Esa legitimización explica un documental como A Film Unfinished, donde una cineasta israelí monta un documental con imágenes del Ghetto judío filmada por los propios nazis.

Asi que en realidad ya se empieza a estar lejos de ese idea de no mostrar el Holocausto que tenía Shoah. Pero eso si, la legitimización viene dada por sus victimas (y obviamos que los judíos no fueran las únicas victimas de los nazis) y son ellas las que sancionan lo que es representable o no. Son ellos los que pueden decir si el Holocausto puede ser objeto de comedia o no. Los Weinstein compran La Vida es Bella y eso lo convierte automaticamente en un filme respetuoso. Hitler SS no tiene apoyo judío y se prohibe en España por sentencia del tribunal supremo. De hecho los judios si parecen que pueden hacer chistes sobre El Holocausto

Pero los artistas no judios no pueden acceder a eso por si mismos, como muestra esta noticia.

Así que este es el estado de la cuestión ahora mismo, y por ello la imagen del Holocausto parece que no puede ser gestionada de forma aceptable por el stablishment sin mediación de sus victimas, algo que en estos tiempos de lo politicamente correcto puede extenderse a otros ámbitos, con lo cual puede que haya un momento en los que directamente quizás no podamos hablar del Otro.

Y sin embargo gestionar el Holocausto desde la ficción y la representación esta bien, sea  mediante comedias sentimentales, filmes de Hollywood with attitude, Stand Up comedy, bromas de twitter, filmes denuncias, documentales respetuosos o comics underground. Porque la representación es lo que puede hacer que algo se suture.

No obstante no olvidemos una cosa: el antisemitismo existe en Europa y no en las bromas de twitter…existe en las teorías que niegan (de verdad) el Holocausto y que tienen un gran predicamento en internet entre la juventud española, en el odio hacia el estado de Israel que la izquierda abraza con entusiasmo, en las conspiranoias judeo-masónicas de la extrema derecha española y las conspiranoias sionistas-americanas de la extrema izquierda europea. El Holocausto puede repetirse…por eso no conviene olvidarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: