Posts Tagged ‘Clásicos de la poca verguenz y el nulo amor propio’

h1

Superhedonistas

abril 19, 2011

Es típico que se invoque a las sagas heoricas griegas, nórdicas o medievales a la hora de hablar de los superhéroes y de sus primos, los héroes del pulp. Así, Star Wars remite al ciclo arturico, mientras que Superman parece reunir todo héroe mesianico en su identidad solar. Esto es cierto, pero cabe preguntarse si este tronco mítico es lo transversal o si se trata de un cierto peaje moral que se hace pagar al espectador para que disfrute con una cierta coartada ética un goce mucho mas primario e inmediato.

Ya el gran Doctor Repronto habló de ello en una antigua entrega de su serie…y desde luego, cabe preguntarse si lo que buscan estas imágenes no es otra cosa que el espectador se sienta poderoso, antes que una verdadera construcción simbólica.

He aquí, en esta escena, todo un zeitgeist que unifica desde los videojuegos (en fase muy temprana en el momento de la realización de la película, lo que no impidió la creación de un arcade de Star Wars que consistía en destruir…una Estrella de la Muerte) a la pasión por la velocidad en vehiculos tuneados, los bombardeos en f 18 (10 años despues Top Gun fue el blockbuster de la temporada) o la ultrapercepción (En Lucas algo que se lograba por filosofía New Age, pero que la invención posterior de los microcloridianos establece la posibilidad del doping)…Todo ese Zetgeist responde a esa necesidad de potencia, rapidez e hipersensibilidad que el hombre del siglo XX (y del XXI) parece necesitar. Ya vimos como Avatar, más alla de su trama a lo Pocahontas, es una puesta en escena de las fantasias de poder del espectador en la era del WoW, las redes sociales y los juegos en Primera Persona:

Asi que esto nos lleva a dos puntos:

1) El trasfondo heroico es una coartada para que el espectador viva sus fantasias de poder

2) Cabe preguntarse si es posible un filme de superpoderes más “honesta” o, mejor dicho, más directa.

El primer punto recuerda a la adaptación de Gor realizada para el cine (aunque sea de serie Z) donde se traiciona la fantasia sexual que anima a las novelas para sustituirlo por una enésima lucha de liberación de esclavos. Es curioso como el cine es, en ese aspecto, mucho más represivo que la novela pulp y termina arruinando su componente erótico por un peaje hacia el heroismo politicamente correcto (propongo un remake de Gor al estilo del Mandarlay de Lars Von Trier). En ese sentido, tal vez los códigos heroicos (“un poder conlleva una gran responsabilidad”) sean represivos del goce.

Respecto al segundo punto, hay dos peliculas que han llevado el cine “de superpoderes” (no se puede hablar en puridad de superhéroes) hacia el hedonismo.

El filme Jumper nos mostraba a un teleportador que utilizaba su don para vivir al limite de una forma atractiva y que se relaciona con un estilo de vida millonario y sin responsabilidad. Es curioso como los villanos de la función no eran otra cosa que una fuerza represiva que precisamente intentan limitar el campo de acción de unos seres a los que no se les pueden poner barreras.

Un filme de reciente estreno, Sin Límites, nos plantea el uso de una pastilla que vuelve tremedamente inteligente, ultraperceptivo y rapido mentalmente a su protagonista, convirtiendolo en un arrojado, imparable y atractivo millonario…y donde el director nos muestra su percepción rompiendo barreras espaciales a traves de zooms infinitos, planos secuencias digitales y transiciones atrevidas. Aunque en un momento dado el guión plantea una especie de consecuencia yonki de la pastilla, en su final (de forma no muy bien explicada, eso si) parece renegar de ello y apostar SPOILER por un superhombre siempre colocado.

Claro está que ya tenemos un superhéroe “de verdad” que es hedonista, millonario, chulo y que viaja a alta velocidad. Un héroe neoliberal que su cinismo nos hace sospechar de su heoroismo…

…porque tal vez ese sea el héroe que merece nuestra sociedad, aunque cabe preguntarse si es el héroe que necesitamos.

h1

Muestra Fantástica (y II)

marzo 7, 2011

Sábado y Domingo de la muestra:

SÁBADO

I saw the Devil

Obra maestra del cada vez más imprescindible cine coreano. Un filme poderoso, moralmente perturbador, espectacular y trágico. El guión además establece giros sorprendentes y el tono entre hiperealista y de tebeo funciona de manera fascinante. Como dato decir que la versión proyectada no incluía una curiosa escena de sexo que hay en la original.

Captifs

“Torture Porn” francés al estilo de Frontiers. Filme rutinario sin la atmosfera malsana que necesita el género. Floja y prescindible.

Giallo

Como muestra de la decadencia del otrora notable Dario Argento este tenemos este “giallo”  arritmico y plano con una pareja Brody-Pataki tan faltos de quimica como de convicción. El publico puso de su parte para que el filme se soportara.

Hatchet 2

Por motivos personales no entre en este pase, asi que la secuela de la divertida Hatchet no tiene reseña.

Dinocroc vs Supergator

Proyectada como Trash entre amigos de Lardín, Absence, Vigalondo y Minchinela, una “monster movie” dirigida por Jim “pongo rubias de pelicula porno como actrices” Wynorsky y producida por Corman consciente con sentido del humor de su propia condición y que sirvió para pasar una noche Trash divertida

DOMINGO

Tucker and Dale Vs Evil

Inicialemente prevista el viernes, se proyectó por fín el domingo. Muy divertido filme que juega desde otro punto de vista con el tipico survival horror de rednecks, bromeando con los codigos del género y con una reparto muy solvente que incluye al Alan Tudik de Firefly. Gore divertido y parodia inteligente que reflexiona sobre el hecho del punto de vista en la narración y logrando que una trama de terror sea una descacharrante comedia.

Thirst

Aunque un tanto irregular por momentos, Park Chang Woo (uno de los directores más interesantes del cine internacional) nos ofrece una fascinante pelicula de vampiros que eleva a la categoría de tragedia lirica los elementos romanticos del género. Grandes escenas a veces puntuadas por situaciones flojas, pero una gran pelicula.

Dream Home

Esta película fue reseñada en mi post de sitges y allí  les remito.

The Last Exorcism

Nuevo “mockumentary” de terror cuya mejor baza es el personaje protagonista, un falso exorcista que termina encontrándose con una posesión que tal vez sea sobrenatural. Buenos momentos lastrados por cierta arrítmia y un final muy malo. Decepcionante aunque no exenta de interes.

h1

Remakes Y Remedos(III): BarbWire

agosto 2, 2010

Si hemos visto como El Guerrero y la Hechicera es un remake de Yojimbo (y van) más sorprendente es el caso que viene a continuación.

Casablanca es una pelicula que unifica las cinco categorías que un filme puede atesorar en la memoria: Filme de moda (éxito del filme en el momento del estreno) Filme popular (un filme que es reconocido por el gran publico pese a los años transcurrido) Filme clásico (filme considerado emblemático de una época y un estilo), Filme de culto (filme adorado por un reducido grupo de fanticos) y filme canónico (filme modelico para el arte cinematográfico)

Que Casablanca fue un filme de moda (su éxito en taquilla y el Oscar a mejor pelicula asi lo atestiguan),es un filme popular (el publico reconoce frases, musicas y momentos de la pelicula) y un filme clásico (es un icono emblematico del cine de hollywood de los 40) es indudable. Más discutible puede ser lo de filme de culto, sobre todo porque los filmes de culto suelen asociarse con iniciales fracasos de taquilla (Blade Runner, El Club de la Lucha, Donnie Darko), pero si tenemos en cuenta el ostracismo que sufrio el filme durante los 60 hasta la resurrección del mito de Bogart en los 70 y los comentarios de teoricos de Umberto Eco que definen un filme de culto como un filme donde los cliches se encedenan sin descanso (Eco pone a Casablanca, de hecho, como filme de culto) quizás las dudas de despejan. Por último Casablanca es, junto Lo Que El Viento Se Llevó, la gran obra maestra no autorial (o sea, que no es obra de un autor “reconocido” tipo Ford, Hawks, Vidor, Wellman o Walsh) del cine clásico, lo que lo coloca dentro del filme canónico. Cinco de cinco.

La posibilidad de realizar un remake del filme favorito de Garci ha sido una posibilidad constante. El proyecto más delirante fue el rumor del remake producido por la Canon Group con Tom Cruise de protagonista…en 1987. Pese a que el remake oficial se resiste ha habido diversas peliculas inspirada en el clásico de Michael Curtiz. Las dos que siempre me vienen a la mente son dos donde el cambio de la localización de la ciudad marroqui por otro coincide. Se trata de Cuba (Richard Lester, 1979) y  Habana (Sidney Pollack, 1990), pero ya en el Hollywood clásico se realizaron diversos filmes que intetaban repetir la formula de Casablanca. Pero claro esta se trata de inspiraciones, citas, homenajes…no remakes propiamente dicho, igual que el parecido entre Mision Imposible 2 y Encadenados.

Pero hay un filme que supero el tema del homenaje, la situación similar y demas, para atreverse con la reescritura fiel, es decir, un remake que no se  vendio como tal. Se trata de Barb Wire.

Barb Wire fue un intento de convertir a la neumática y televisiva Pamela Anderson (admitamoslo, junto a Sharon Stone el mito erotico de lo 90) en una estrella de cine.

Para ello se convirtio en la protagonista de una adaptacion de un mediocre y no demasiado conocido personaje femenino de cómic, que le permitia lucir licra negra ajustada, enseñar (brevemente) las tetas y pegar hostias como panes (o al menos intentarlo). Un blockbuster veraniego venido a menos cuyo fracaso en el box office demostro una vez más que las peliculas de heroinas de comic son veneno para la taquilla (Supergirl, Brenda Starr, Aeon Flux, Catwoman…casi mejor que Warner se olvide de hacer un filme sobre Wonder Woman).

Pero la adaptación del comic es una excusa para hacer una Casablanca en clave post-apocaliptica (la ciudad marroqui es sustituida por una ciudad en un mundo devastado por la Guerra Nuclear y los Nazis son reemplazados por un totalitario estado fascista surgido en lo que queda de los USA) y , lo que es más divertido, inviertiendo los roles sexuales. Asi la gomosa Vigilante de la playa cumple el rol de Humphrey Bogart, mmientras que Ingrid Bergman se transmuta en el neozelandes Temura Robinson, conocido entonces por ser el protagonista de Guerreros de Antaño y hoy mas recordado por ser Jango Fett (el padre de Bobba ) en la inclita saga galactica.. Es curioso como la inversion de roles nos da a una hipersexualizada chica playboy comportandose de una forma masculinizada frente a un cachas y un tanto tosco patenaire masculino que ejerce constantemente un rol pasivo. Curioso támbien como el equivelente masculino de la amistad entre Claude Rain y Humrpey Bogart es sustituido por una extraña tensión sexual entre Udo Kier (no hubo cambio de sexo en su personaje) y la exmujer de Tommy Lee, donde la frase “este es el inicio de una bella amistad” se transforma en la mucho más lapidaria “(él)me parece que me estoy enamorando-(ella) Pues ponte a la cola” Parece claro que los artifices de la pelicula piensan como decian en Cuando Harry Encontro a Sally (un filme que tenia una escena en la que se hablaba de…Casablanca) que es imposible la amistad entre un hombre y una mujer (o al menos entre un hombre y una tia buena).

Esta lectura postmoderna de Casablanca que incluye escenas de chicas y mangueras, salvoconductos sustituidos por lecturas retinales (a lo Minority Report) y macarrismo a raudales, podria haber sido un pequeño clásico del cine psicotrónico sino fuera por una realización torpe y una molesta falta de ritmo. Pero que demonios, tal vez deba ser un filme a redescubrir.

Si algun día se realiza el remake oficial de Casablanca, recuerden entonces que en realidad ya se hizo antes. Y apuesto a que este será mejor que el oficial. ¿por qué? Porque tiene al menos la desverguenza como un valor seguro

h1

REMAKES Y REMEDOS II: El Guerrero y la Hechicera.

julio 24, 2010

Ejemplo perfecto de remake fiel a la par que desvergonzado se encuentra en este filme de John C. Broderick con David Carradine de protagonista y producida por Roger Corman. Contextualicemos: A principio de los 80 La New World, todavía en manos de Roger Corman, produjo una explotation de Conan llamada Deathstalker. Rodada en Argentina lo más destacado de este exploit es que la dosis de desnudos y sexo ya presentes en la versión de Milius (y sensiblemente menores en la segunda parte de un Richard Fleisher en horas muy bajas) fueron aumentados en cantidad, calidad (no tengo nada en contra de Sandal Bergman y las demas chicas que muestran sus encantos en Conan, pero las mujeres de Deathstalker, con la malograda Lana Clarkson a la cabeza, son espectaculares) y desverguenza (el filme llega a parecer un Nudie por la cantidad de desnudos, sin mencionar la escena en la que un esbirro se transforma en mujer y se toca sus propios pechos de forma libidinosa).

Deathstalker, con un presupuesto de cinco millondes de dolares, ganó más de 20 en la taquilla norteamerciana, lo que explica que diese pie a tres secuelas (eso si, ya para el mercado del video) y, que es por lo que traemos esta simpatica pelicula de espada y brujeria a colación, toda una serie de peliculas del género bárbaro con presupuesto tan ajustado como disposición de sus actrices a mostrar su dotes no necesariamente interpretativas: Barbarian Queen, Soreceress y otras.

El filme que nos ocupa parte de ese ciclo Corman Argentino Bárbaro. Ya un elemento destacable es que este protagonizado por David Carradine, actor de culto donde los haya: Hijo de John Carradine, uno de los grandes actores de carácter del cine clásico, protagonista (y sustituto por cuestiones raciales y racistas de Bruce Lee) en la serie Kung Fu, ha trabajado con directores como Walter Hill, Quentin Tarantino y tambien con fabricantes de caspa excelsos como Jim Wynorsky, Fred Olen Ray, o Anthony Hickox y tuvo una muerte mezcla de sublime y ridicula digna de un actor que hacia subir enteros los episodios de las series de televisión donde aparecia (Embrujadas, Alias).

Pero el gran elemento destacable es que este filme es un remake fiel (casi al pie de la letra) y desvergonzado (no se compraron derechos, ni se pidio permiso ni se menciona en los creditos, vamos lo que se dice un plagio) de Yojimbo de Kurosawa.

Si ha habido la obra de un director que ha sido versionada innumerables veces ese es, sin duda, Kurosawa. Rashomon tuvo un remake western llamado Cuatro Confesiones y muchos criticos lo consideran tambien la inspiracion del musical de Cukor Les Girls. Los Siete Samurais nos solo tuvo el remake western de Los Siete Magnificos (que tuvo dos secuelas) sino que ha dado pie a filmes como Batalla más Alla de las Estrellas (conocida entre los aficionados como los siete magnificos del espacio) o Bichos. La Fortaleza Escondida fue versionada en los primeros 30 minutos de Star Wars…Pero Yojimbo ha sido versionada támbien bastantes veces. Sergio Leone, sin pagar un duro, lo adapto al Western comenzando un estilo (su anterior pelicula no tiene nada que ver con el estilo Leone, comenzando el mismo en este) un subgenero (el spaghetti Western), una estrella (Clint Eastwood) y todo un imaginario del oeste que terminario haciendose más popular que el imaginario del western realizado por los propios americanos. El filme era por un Puñado de Dolares y su éxito hizo que la productora del filme de Kurosawa demandar y los italianos debieran pagar derechos y compensaciones por usar el argumento de Yojimbo. Claro está que los japonese olvidaron mencionar el detalle de que Yojimbo estaba a su vez inspirada en Cosecha Roja de Dashiell Hammett.

El siguiente remake, totalmente oficial se ambiento en la era de la depresion y con un tono a lo Hammett, no resulto lo bueno que se esperaba. Con Bruce Willis de protagonista y Walter Hill de director su titulo era: El Ultimo Hombre.

El Guerrero y la Hechicera traslada la el argumento de Yojimbo a un mundo de fantasia que llega a tener un cierto tono a lo Corben (dentro de las limitaciones del presupuesto, claro), el samurai que interpretaba Toshiro Mifune se transforma un barbaro de pocas palabras con el rostro de David Carradine, y el código genérico hace posible que un miembro de una de las dos familias enfrentadas sea un teleñeco con forma de reptil y que una de las protagonsitas se pasee en topless todo el metraje.

Pero la fidelidad al filme de Kurosawa es absoluta, mayor que la de los filmes de Leone y Hill.

¿por qué nunca se cuenta este filme como uno de los remakes de Yojimbo? Podria aducirse la “ilegalidad” de la version, pero eso no impide que Por Un Puñado de Dolares sea el remake mas famoso de todos los dicho antes. Podemos pensar que es la escasa repercusión del filme, pero el fracaso comercial de la version de Walter Hill no impide que sea reconocido como una version de Yojimbo (o de Por Un Puñado de Dolares para los indocumentados). Quizas el Guerrero y la Hechicera vive sin que la cultura oficial lo considere uno de los remakes de Kurosawa porque al tratarse de un exploit nadie lo relaciona con un director de la Alta Cultura como Kurosawa (y que quede claro que Kurosawa es alta cultura por su “japonesidad”, demostrando que la piramide de los niveles culturales es profundamente etnocentrica) y Leone y Hill son (o se han convertido) en directores lo suficientemente Mid Cult como para entrar en el radar del stablisment cultural.

Asi que para hacer remakes sin que nadie se de cuenta el truco es volar bajo. Tal vez si Murnau no hubiese sido uno de los maestros del cine mudo nadie se hubiese dado cuenta de que Nosferatu era una version, si pagar derechos, de Drácula.